Hasta de los malos momento se aprende

Ir a descargar

Las cosas como son

 Los momentos que cada persona vive son una realidad, sin medir el dolor, la alegría o tristeza, la vida es lo que es y por más que nos esforcemos sabemos que después de la tormenta llega la calma.

La vida está llena de sorpresas, porque eso es la vida es una sorpresa cada día, se vive, se ríe y se disfruta de lo que hay en su momento.

No puedes pasarte la vida deseando lo que otros tienen, tienes lo que hay a tu alcance, lo que has trabajado durante todos estos años.

 El éxito no se mide se vive, se disfruta del proceso antes de llegar al resultado, porque mientras trabajas surge todo eso que podríamos decir que es “magia” porque al ver el resultado de aquello que nos proponemos es lo que se disfruta y que sigan los retos, las metas, los objetivos.

Nuestro cerebro trabaja bajo presión, bajo estrés, bajo las necesidades, nuestro ingenio está siempre ahí listo para activarse.

Si esperamos a vivir la vida de ensueños de seguro estamos viviendo una vida limitada. pero si vives el día a día y vamos sembrando semillas de buena actitud al final veras el fruto de todo ese trabajo no solo será para tí, también será tu legado para las generaciones futuras.

Las cosas son como son

La crítica, la burla, el coraje, la impotencia todos estas emociones están al día son ese pequeño botón sensible al tacto, y nosotros somos quienes debemos de ser como los boxeadores, cubrir y no dejar que nos peguen o que activen ese botón y si lo hacen reaccionar como en caso de emergencia, ” Salga despacio, manténgase seguro y por favor no corra ni obstruya la vida de los demás”

Se han de preguntar por que les cuento esto, pues bien agradezco a un señor que al ir a comprar un money order se porto algo grosero, pero bueno no lo justifico creo que ese es su estado normal, enojarse con todo los clientes a los que llegan a su negocio, por supuesto, que tiene amigos, buenos clientes, una vida y muchas cosas por las que disfrutar.

Llegue en el momento “adecuado” o no adecuado eso depende de cómo estaba mi estado de animo jejeje

Me dirigí a su negocio para comprar dos cheques de caja para la inscripción de mis hijas y bueno el señor no estaba de buenas, pues su expresión lo decía, pero no juzguemos a la vista, entonces le pregunte amablemente cuánto costaban y en tono de “divertido le dije que si no eran gratis” y bueno yo estaba dispuesta a pagar pero pues se enojo, y hasta mis hijas dijeron que señor tan grosero, porque te contesto así, bueno pues no siempre esta la gente de buenas y si le dije que no quería adquirir el servicio y nos fuimos.

Las cosas como son

No siempre estamos de buenas, ni el cliente ni el comerciante deben de tomar ventaja de ello, pero eso sí NUNCA de los NUCAS muestres falta de respeto enfrente de ellos, pues no eres el único cliente, ni el único comerciante.

No era caro el servicio, puedes pagar por el servicio pero también somos responsables de aguantar el trato, y dejar que suceda lo mismo siempre.

Necesitamos de romper paradigmas, a la gente no le sobra el dinero, ni al millonario que aunque parece que no se preocupa es el que vive mas preocupado de las perdidas y ganancias.

No serás ni el primero ni el último de la fila, pero si es importante dejar un buen recuerdo de cada momento que vives.

Lo que aprendemos de momentos así es analizar si somos la razón del disgusto o somos quienes debemos de tomar la decisión de hacer cambios.

” Nos cuesta trabajo cambiar rutinas, hábitos, lugares o formas de ser” por la simple razón de sentir la presión o la incomodidad de cambiar a lo que ya estamos acostumbrados.

Se diferente de aquello que te molesta, que te causa problemas.

Se único cuando disfrutas de lo que haces, disfrutas y te llena de satisfacción.

La razón de porqué pasan las cosas es porque son como son y tu como ser único e irrepetible vas formando tu vida al ritmo de la vida, de la buena energía y con tu actitud.

Nos leemos en el próximo podcast y publicación.

Este blog participa en: Activa Tu Blog

Facebook Comments

2 opiniones en “Hasta de los malos momento se aprende”

  1. “las cosas como son”, me encanta. La verdad es que de los momentos malos es donde más aprendemos, si podemos abrirnos realmente a esa enseñanza que nos quiere brindar. Cosa que no es fácil si somos honestas. Merece la pena darse el tiestazo? yo creo que sí, merece siempre la pena aprender, creer y si para ello debemos darnos contra el suelo, pues párate y aprende, sigue adelante que la vida es una constante prueba 🙂 Muy buena reflexión, me ha encantado escucharte 🙂

  2. yo también creo que podemos aprender de todo, solo que a veces nos falta estar concientes de ello. Nos enfocamos más en lo que ya no tenemos o que pudimos y no lo hicimos, y no vemos la lección aprendida, de ser así sería otra cosa.

Me encanta saber tu opinión al respecto de esta publicación, te leo en los comentarios ♥